Terapia en línea: una modalidad efectiva para recibir apoyo profesional en época de Pandemia

Las terapias psicológica y/o psiquiátrica son una de las mejores herramientas para conciliarse consigo mismo, encontrar paz y vivir en mayor armonía; sin embargo, nos han hecho creer que ir a terapia es “cosa de locos” e incluso, nos han hecho sentir avergonzados cuando buscamos ayuda profesional, por ser “incapaces” de lidiar solos con nuestras emociones, miedos o cambios.

La Dra. Stephanie Guilá, directora de Boston Clinical Consulting Guatemala, quien cuenta con un Doctorado en Psicología Clínica y más de 20 años de experiencia, habla sobre la terapia en línea, una modalidad que están implementando los profesionales en psicología y psiquiatría y que se vislumbra por ser muy efectiva y cómoda en época de pandemia.

La terapia en línea es una modalidad muy efectiva para recibir apoyo profesional, le permite al paciente conectarse desde la comodidad de su casa u oficina, ahorrándose el tiempo en tráfico. Muchos de nuestros pacientes han optado por esta modalidad en época de pandemia, por obtener excelentes resultados, facilitar la continuidad del tratamiento y sentirse tranquilos por guardar distanciamiento social” indicó Guilá.

Según la experta, para lograr la efectividad deseada en esta modalidad es indispensable que el paciente cuente con un espacio completamente aislado del resto de la familia; esto para mantener la confidencialidad de lo que converse con su terapeuta y que el paciente logre completar el proceso de catarsis.

Salud mental en pandemia

La experta comparte que la cantidad de pacientes en las clínicas se ha mantenido, sin embargo, los síntomas se han agudizado en la población que asiste a terapias, por presentar problemas psicológicos y psiquiátricos a causa de la Pandemia. “El aislamiento social y las muchas situaciones retadoras que se presentan a partir de la Pandemia (pérdida de un ser querido por COVID-19, haber sido contagiado, pérdida de empleo, separaciones, entre otros) han provocado que muchas personas estén acudiendo a terapia profesional” asegura Guilá.

Según la experta, los síntomas más frecuentes en los pacientes son la ansiedad, depresión, cambios de ánimo, insomnio, problemas para conciliar el sueño y fobias. Sin duda alguna, estas consecuencias se presentan en toda la familia; tanto en los niños, adolescentes y adultos. Guilá asegura que buscar ayuda profesional es necesario y no debe avergonzarnos.
Según la OMS, los problemas de salud mental han aumentado durante la pandemia de COVID-19. A nivel de la población en general, se ha observado un claro aumento en los niveles de ansiedad y estrés. Con varias encuestas se muestra que alrededor de un tercio de las personas adultas reporta niveles de angustia. Entre la población más joven, esa cifra llega a 1 de cada 2 personas.

Sesiones presenciales vs. virtuales
Las sesiones presenciales permiten acceder más fácilmente al inconsciente del paciente y lograr catarsis, sin embargo, en época de pandemia la terapia en línea es una modalidad muy efectiva, por brindar soluciones prácticas que se acomodan a las condiciones de los pacientes.

Además, conforme se vayan logrando objetivos se pueden ir combinando ambas modalidades. “Ambas modalidades no pelean entre sí, la idea es irse adecuando a la que le quede mejor al paciente”, aseguró la experta.

En la modalidad virtual no hay límites geográficos, la distancia entre el paciente y el psicólogo deja de ser un problema por el cual preocuparse. Además, para muchas personas hacerlo desde casa ofrece un entorno de confianza, hay pacientes que por el simple hecho de expresar sus problemas y contar aspectos personales de su vida les resulta un problema si sienten que están en un lugar al que desconocen. Por último, esta modalidad es más accesible para personas con discapacidades motrices o personas de la tercera edad, para quienes movilizarse es un obstáculo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *