Ministros y ministras de Economía y Hacienda de los 22 países de Iberoamérica se reúnen para impulsar la recuperación socioeconómica de la región

Ministros y viceministros de Economía y Hacienda de los 22 países de Iberoamérica, reunidos hoy de forma virtual, hicieron un llamado para reducir las brechas de financiamiento entre las economías avanzadas y emergentes, potenciar los bancos de desarrollo y mejorar las condiciones de endeudamiento que enfrentan algunos países de la región, con el fin de impulsar la recuperación socioeconómica de la crisis del COVID-19.

El presidente de República Dominicana, Luis Abinader, inauguró el encuentro junto con la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, y el ministro de Hacienda dominicano, José Manuel Vicente.

Los ministros  de Economía y Hacienda debatieron sobre las necesidades financieras de la región –la más afectada del mundo por la pandemia–, el equilibrio entre ingresos y gastos, y la sostenibilidad de la deuda pública.

En el diálogo también participaron representantes de organismos multilaterales: el director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner; el vicepresidente de países del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Richard Martínez, y el vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Carlos Felipe Jaramillo.

Los ministros y las ministras acordaron una Declaración en la instaron a:

  • Impulsar, en el FMI, el debate sobre el desarrollo de alternativas para canalizar voluntariamente los Derechos Especiales de Giro de los países que no estiman necesitarlos a los países que sí los requieren, incluyendo los países de renta media.
  • Promover el análisis de capitalizaciones de los bancos multilaterales de desarrollo de América Latina y el Caribe.
  • Considerar financiación adicional en condiciones blandas para proyectos de desarrollo sostenible, tales como salud y agua potable, para los países en mayor situación de vulnerabilidad de la región.
  • Apoyar la iniciativa lanzada por el Club de París y el G-20 para el establecimiento de un marco común para la negociación coordinada de tratamientos de alivio de deuda, que permita dar una respuesta adecuada al sobreendeudamiento derivado de la pandemia del COVID-19.

Nunca antes nos hemos enfrentado a desafíos tan complejos que requirieran de una acción coordinada y actuar como una sola voz. Iberoamérica cuenta con la fuerza suficiente de su gente y la determinación de sus gobiernos para no ser un actor más del tablero global, sino para ser un actor de cambio con voz propia y la fuerza suficiente para trasformar el mundo”, dijo el presidente Abinader.

Por su parte, Rebeca Grynspan afirmó: “Si logramos una solución, podremos aprovechar esta coyuntura para multiplicar los recursos al alcance de nuestros países y seremos capaces de cerrar las brechas de esta recuperación desigual y sentar las bases de una normalidad no solamente nueva, sino también mejor”.
 
La Declaración de la VII Reunión Iberoamericana de Ministras y Ministros de Hacienda y Economía da continuidad a lo acordado en la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que tuvo lugar en Andorra en abril.

El encuentro de hoy fue la primera reunión impulsada por República Dominicana en calidad de Secretaría Pro Tempore de la Conferencia Iberoamericana. El país será sede de la próxima Cumbre Iberoamericana en 2022, cuyo lema será “Juntos por una Iberoamérica justa y sostenible”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *