COVID-19 aumenta sin control

Por Susana Roca E. – Comunicadora

Esta mañana en la Conferencia Semanal Interinstitucional vimos a una ministra de Salud, molesta, irritada y según dijo ella misma, preocupada por el aumento de casos positivos y alta ocupación hospitalaria por pacientes graves.

Según indicó Amelia Flores, es muy preocupante el aumento de contagios de COVID-19 y la mortalidad que también se ha incrementado, pues en 15 días se han registrado 17 mil 150 casos de los tamizados en privado y público.

El 12 de abril, recién pasado se reportaron 2 mil 88 contagios y para el 15 del mismo mes fueron 1 mil 962. Señaló que mucha gente se hace la prueba porque ha estado con alguien contagiado o porque tiene síntomas y es que también, por temor o por prevención las personas están acudiendo de forma masiva para realizar la prueba.  “En los servicios hay colas increíbles por querer hacerse la prueba”, resaltó Flores.

En la actualidad, la positividad, ha aumentado al 15% según datos hasta el 15 de abril. Aunque cabe resaltar que el 12 de abril se alcanzó un 22%.  Los casos positivos ahora son muchísimos más que en junio y julio del año pasado”, resaltó.

En los últimos días la ministra informó que han recibido “insistentemente” llamadas de personas para pedir espacio en un hospital “ya no cabe la gente, esa es la realidad, los hospitales están llenos. La mortalidad es altísima”.  Según la información dada por Flores, la mayoría de los hospitales pasan del 100% de ocupación de camas de pacientes severos, “aquí es donde más necesitamos colocar la atención porque son pacientes que llegan gravemente enfermos y es difícil sacarlos adelante si no se cuenta con el espacio y recurso humano”.

Debido a la alta ocupación hospitalaria, la ministra dijo que hubo una reunión con los directores de hospitales para armar una estrategia para que aquellos que aún tienen espacio traten otras patologías. También habilitar más camas para tratar pacientes COVID-19.

Resaltó que ha aumentado el porcentaje de casos graves y fallecidos; sin embargo, “de nada sirvió tanta recomendación para el aforo, para el uso de la mascarilla y evitar las aglomeraciones. Este es el resultado de acudir a fiestas y aglomeraciones, aun a reuniones familiares donde se reúnen personas que no viven habitualmente juntas y que no usan la mascarilla”.

Recordó la reciente publicación de alertas sanitarias que comenzaron a ser aplicadas el sábado 17 de abril y que “la preocupación es que pareciera que a la mayoría de la población ya no le importa, les va a importar hasta que una persona muy cerca a ellos esté pasando por un momento crítico”.  A este respecto mencionó que quisiera medidas más drásticas pero no confirmó si ella las ha solicitado a Presidencia.

Según la funcionaria, se efectuaron fiestas que estaban programadas y “se canta, se come y se bebe sin mascarilla. Lo lamentamos porque nuestros servicios no se van a dar abasto, los servicios del sistema privado tampoco porque son más pequeños”.  Advirtió que el recurso humano no es infinito y no se puede comprar, por lo que están muy preocupados.

Señaló que el sábado realizaron algunas rondas de vigilancia y algunos restaurantes están “llenísimos, da pena porque responsabilizamos a los dueños o a los gerentes que no respetan el aforo. Hubo fiestas importantes en restaurantes que no quisieron cancelar”.

Flores afirmó que en los hospitales también se ha incrementado “muchísimo” el tema de los accidentes de tránsito, baleados y heridos por arma cortante derivado de las fiestas y del consumo de alcohol.

Yo hubiera querido que las restricciones fueran mucho más fuertes, pero lamentablemente ni estas se pudieron cumplir”, dijo.  Flores informó que a escala nacional todavía tenemos una disponibilidad de 100 a 120 camas para pacientes graves.

Como medida de contingencia, el día de hoy el Hospital San Juan de Dios está incrementado el encamamiento Covid en 35 camas más para pacientes críticos. El Hospital de San Marcos también está aumentando sus espacios para atender pacientes.  El Hospital Temporal del Parque de la Industria habilitó 50 camas más, en el de Villa Nueva también se aumentará la cantidad de camas.

La cartera de salud, actualmente cuenta con oxígeno e insumos para las camas que están incrementando, pero lo que menos quieren es que la gente llegue grave, pues hay secuelas en la salud.  También trabajan para rentar más ventiladores para pacientes COVID-19; además, trabajan con varias instituciones para obtenerlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *